viernes, 26 de julio de 2013

LOS GRANDES MIEDOS, HOY DÍA 26.

HOY DÍA 26,  HEXAGRAMA  26  DEL I CHING

                                              Ta Ch’u.-


EL PODER DOMESTICADOR DE LO GRANDE

EL PODER DEL CONOCIMIENTO

C.G. Jung, comenta sobre el poder del conocimiento:


“Como es sabido, el proceso cultural consiste en una doma progresiva de lo animal en el hombre; es un proceso de domesticación que no puede llevarse a cabo sin rebeldía por parte de la naturaleza animal, ansiosa de libertad.”

El hexagrama Ta Ch’u, nos muestra cómo hacer buen uso del conocimiento adquirido y de nuestras propias facultades mentales.
Además, el conocimiento sólo puede ser de utilidad si sirve para crecer como personas. La simple acumulación de conocimientos librescos, representaría una carga para la mente en lugar de una riqueza. Muchas personas “educadas” no están más capacitadas para hacer frente a la vida que el campesino que jamás asistió a la escuela.

La mente humana posee un potencial casi ilimitado para lo positivo y para lo negativo. Debe ser utilizada con gran respeto y sutileza. Sólo podremos disfrutar plenamente de sus bendiciones si primero armonizamos con los poderes cósmicos.

Amaestrar la mente, actuar de manera inteligente, es ser la auténtica dueña de las facultades mentales propias, de manera que hasta la mente inconsciente nos pueda apoyar y todos los obstáculos desaparezcan. ¿Y cuáles son esos obstáculos?

En el proceso de la realización personal desarrollamos un poder interior y una independencia, firmeza e integridad que a menudo intenta ser socavada por nuestros aspectos menos desarrollados o por el control de nuestro ego, en forma de dudas y de miedos. Estas dudas y miedos se manifiestan entonces “grandes”, expansivos, pareciendo que seremos incapaces de utilizar nuestros conocimientos para equilibrarnos. Es en ese momento que debemos desarrollar una actitud decidida, independiente y domar el poder de esas dudas y esos miedos.

Por mi experiencia en las terapias energéticas, compruebo a menudo que los miedos se manifiestan como trampas, por así decirlo, son patrones que hemos ido intensificando inconscientemente con el tiempo y que se han hecho muy grandes e importantes, la mayoría de las veces porque no hemos tenido el conocimiento de nosotros mismos, de lo que en realidad somos, y de la fuerza y el poder de nuestra alma y nuestro espíritu. De lo que nos hablan estos miedos, de cuál es su mensaje y cuál es su oportunidad en nuestro camino de aprendizaje. Y percibo que esas estructuras energéticas compuestas de esos miedos aumentados, mantienen a la mente atrapada en lo mismo de siempre, las respuestas de siempre, sin evolucionar (aunque nosotros siempre pensamos que si) y que impiden la claridad, la actuación inteligente y la consciencia.

"Hoy decido reconocer mis miedos,
no ocultarlos más.
Ni decirme a mí mismo ni a otros que no existen.
Todos tenemos.
Es parte de nuestro aprendizaje.
En realidad esos miedos me hablan del gran conocimiento que hay en mi interior, del Amor
por eso me abro,
por eso se funden cuando les expreso: sí, yo también soy eso,
y  los acojo en mi corazón.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario